Historia

Según Francisco Vega, historiador local, el terreno que ocupa este ayuntamiento fué una laguna por su cercanía al rio yubazo, luego se usó para el cultivo y crianza de animales. En 1975 el Gral. Nivar Seijas construyó una escuela provisional con muros de bloques sin vigas de amarre, cubierta de zinc, sin pañete y algunas columnas en las esquinas. En 1978 la escuela quedó abandonada hasta el 1984, cuando el alcalde Julio César Domínguez inició las labores de ampliación y reparación de la misma porque no tenía espacios adecuados para las oficinas, para ocuparla como casa municipal.

Es en el periodo 2008-2010 cuando se inicia un proceso de ampliación y anexo sin programación a la vieja construcción con el experticio de las columnas y calicatas de las zapatas, se descubrieron que las columnas estaban con un refuerzo pobre, armadas hasta la mitad de su altura.

Se reconstruyó sobre la vieja edificación, porque no se disponía de terrenos, ni recursos económicos. Se necesitaban oficinas y la alcaldía de dicho período autorizó la construcción de nuevas áreas, con nuevos elementos estructurales, quedando algunas áreas inconclusas. En este primer nivel no se demolieron los muros, pero si fueron amarrados y confinados. Luego, se concluyó la terminación del primer nivel.

En el periodo 2010-2016, las nuevas autoridades remitieron a la Liga Municipal Dominicana una solicitud de ampliación de un segundo nivel. La Liga hizo los cálculos estructurales y los planos, sin remitirlos al ayuntamiento. Para tales fines, requirió los servicios de un ingeniero contratista, supervisados e inspeccionados por ella misma. Se inauguró el 26 mayo del 2011.